Mala semana para que un famoso te ponga nombre

La semana empezó el domingo (el anterior, no éste), cuando se conoció que Franco Macri estaba internado. Su cuerpo no toleró cómo gobierna Mauricio. Por suerte se recuperó y ya está contando dinero de nuevo.
Por su parte, Mauricio se tomó unos días y se fue a Chapadmalal . Desde que empezó el año estuvo en Villa La Angostura, Rusia, Suiza y París. Viaja más que Iván de Pineda. En el Gobierno analizan que también sea ministro de Turismo.
Mientras tanto, Hugo Moyano sigue organizando su marcha del 21 de febrero.
Todos los días un sindicalista nuevo anuncia que se baja de la movilización. Si sigue así, se van a juntar en una cabina de teléfonos.
Lo que llamó la atención es la gran pronunciación del líder de Camioneros. Visitó A dos voces y se despachó con una clase de inglés. 
 
¡Ah! Esta semana empezó el clásico de todos los años: los docentes piden aumento , no se lo dan, van al paro, las clases no arrancan y los padres viven tres estados de ánimo:
EMPIEZAN LAS NEGOCIACIONES: "Ay, ojalá les paguen lo que merecen".
NO SE LLEGA A UN ACUERDO: "¿Y con el pibe qué hago?".
SEGUNDA SEMANA SIN CLASES: "Vidal, ponete vos a dar clases hermana, no tengo con quién dejar al pibe".
Bueno, todos sabemos cómo termina todo: les pagan el aumento en 74 partes, no ajustables por inflación y les dan un pan dulce mordido a fin de año. Por cómo están las cosas, yo agarraría viaje.
En San Isidro surgieron dos nuevas islas. La noticia es que no son de Lázaro Báez. Lo que sí están viendo es cómo bautizarlas. Hay muchas ideas pero para que no haya problemas le van a dar un penal a Boca.
A su vez, nuestros famosos siguen dándonos de qué hablar. Nació la hija de la "China" Suárez y Benjamín Vicuña. Dicen que están muy contentos pero a la nena le pusieron Magnolia.
Comentarios