Valle de Uco

Leyenda Urbana: La dama de blanco de Paso las Carretas, San Carlos

Abundan los testimonios de quienes han viajado hacia el sur y al pasar por la zona de Paso las Carretas notan una figura femenina en la orilla de la Ruta 143

El espeluznante desenlace habría comenzado como una gran historia de amor.

Se trataba de una bella dama hija de terratenientes Porteños que residían en la zona, ella tenia unos 19 años, cabellos castaños y de abundantes rulos. Fue obligada por su padre a pasar un verano en la zona que hoy conocemos como Paso las Carretas donde esta su estancia.

A ella no le gustó la idea ya que nunca había estado en el campo y menos añejada de su lujosa vida.

Luego de unos días ella conoce a un puestero de aproximadamente 10 años más que ella, y su situación comenzó a cambiar. La familia la notaba alegre y feliz correr por los campos junto a ese hombre. Inmediatamente su padre reaccionó de la peor manera castigándola y mamdandola de regreso a Capital Federal, ya que era impuro un amor así.

La última noche antes de que la bella dama partiera a Bs. As. Se encontró con el puestero. Entre llantos y pasión se juraron volver a verse el próximo verano.

El le sugirió la idea de casarse para que nunca más los pudieran separar, la joven sorprendida aceptó y quedaron en reencontrarse en el puesto de caballos que la familia de ella tenía cerca de la Ruta 143.

Pasó el tiempo la niña en un año comenzó a sentirse mujer y pre dispuesta a casarse con el puestero, su gran amor.

Un tiempo antes de volver ella decide comprar el vestido de novia. Extremadamente elegante a lo que ella acostumbraba.

Cuando llega a la estancia de su familia espera a que llegue la noche y poder ir en búsqueda del hombre que tanto soñaba con volver a ver. Esa misma noche ella espero pero no logró verlo, se acercó a su casa precaria y maltratada por el tiempo y no parecía haber nadie.

Al otro día caminando por la misma zona es cruzada por un trabajador rural que le cuenta, que el hombre había fallecido por una extraña enfermedad que debilitaba su cuerpo.

Ella sin entender y con una angustia inmensa decide ir corriendo a la que era la vivienda del hombre y allí encuentra sobre una mesa un vestido blanco, simple, arrugado, algo sucio y ella se quiebra en llanto.

El había intentado darle el mejor vestido de novia que podía hacer con sus recursos y manos. La bella joven lo toma y corre hacia ese corral de caballo donde se juraron amor eterno.

Y allí en ese preciso lugar, junto a la Ruta y al vestido blanco encontró el padre a la joven ahorcada.

Comentarios