Dos monaguillos pusieron marihuana en vez de incienso en plena misa

La broma de los jóvenes fue en la Catedral de Santiago de Compostela. 'Era un olor familiar', dijo uno de las personas presentes en el templo. Fueron detenidos.

Dos monaguillos de la Catedral de Santiago de Compostela, en España, pusieron marihuana en el "botafumeiro", el gigante incensiario que recorre el pasillo principal del templo en una parte de la misa. Por la "broma" fueron detenidos.

El hecho ocurrió el sábado pasado cuando cientos de religiosos se reunieron para celebrar la Epifanía del Señor, una de las fiestas litúrgicas más antiguas. Sin embargo, algo raro pasó en la misa cuando los curas de la catedral tiraron del incensiario y el humo comenzó a salir.

Varios de los asistentes declararon que en esta ocasión el santo recinto se llenó de un olor extraño "no olía como otras veces, era un olor familiar pero no conseguía relacionarlo con nada, pero en la habitación de mi hijo alguna vez huele así”.

Finalmente, la Policía detectó que el olor correspondía a marihuana y ordenó la detención de los dos monaguillos terminada la celebración. Tras ser llevados a la comisaría, confesaron que habían comprado medio kilo de la droga como parte de una broma que planearon durante año nuevo.

Los jóvenes fueron liberados al día siguiente sin cargos. No obstante, no podrán volver a desempeñarse como monaguillos.
Comentarios