Tunuyán

Historia paranormal Valle de Uco: ¡nunca digas esto en un cementerio!

Esta es una historia verídica ocurrida este año en el Valle de Uco, más precisamente en Tunuyán.

En nuestro equipo de diario y radio "Estación Fantástica 106.9" participa Ricardo Mariano, quien gran fan de recolectar historias relacionadas a exoterismo nos contó un suceso que dejó a más de un oyente con la piel erizada.

Para cubrir la identidad de los protagonistas llamaremos a la Familia Gomez y a la protagonista María.

 

-

La familia Gomez compró una vivienda en el departamento de Tunuyán, donde se mudaron todos sus integrantes, María y su esposo e hijos. Allí comenzaron a vivir episodios confusos, primero con ruidos, luego golpes y continuó agresivamente con puertas que se abrían y cerraban solas por toda la casa.

La familia cansada de vivir así recurrió a varios "Curanderos" y pastores de distintas religiones, todos realizaron el protocolo de exorcismo para limpiar la propiedad. Aunque con resultados negativos.

Nada resultaba, María y su familia cansado de esto pensaron hasta en vender la casa, ya que los ruidos y movimiento de objetos había aumentado.

En un último intento recurren a un pastor el cual le dice - ¿Algunas vez concurriste a una bruja o realizaste algo en algún lugar negativo? - a lo que la mujer respondió con un no muy concreto. Entonces el pastor le dice que regresara a su domicilio, que ore y pensara en lo que le había preguntado.

Ella hizo lo que me recomendaron y en ese momento recordó algo. Concurrió nuevamente al pastor y le comentó que una tarde concurrió al cementerio con su mamá y al pasar por una tumba le llamó la atención la foto de un joven, la madre de María al observar que su hija se detuvo le pregunto - ¿Qué lo conoces? - y María respondió no, pero sentí algo, en otra vida me gustaría casarme con él. y continuaron caminando. A lo que el pastor le dice que realizara lo siguiente. Debía regresar a su casa y resar por el joven fallecido, luego ir al cementerio con una ofrenda de flores y sobre la tumba decirle que todo había sido un error, que ella había hecho un chiste que dejara a su familia tranquila.

Dicho y hecho. Luego de que María lo realizó no volvió a escuchar más ruidos en su casa.


Comentarios