Incentivarán la producción y el consumo local de quinoa

La Universidad Maza encabeza un proyecto para recuperar su cultivo. Se da de forma óptima en el clima y suelo mendocinos

La Universidad Juan Agustín Maza encabeza un proyecto para incentivar el consumo, producción y elaboración de quinoa, un alimento que se cultivaba en la provincia antes de la llegada de los españoles. La idea es buscar que se incorpore en la dieta diaria, en la merienda de las escuelas y generar emprendimientos no sólo agrícolas, sino también con valor agregado.

Laura Hunau, secretaria de Extensión de la universidad, contó que están trabajando junto con la Unidad de Enlace de la Legislatura y con la Secretaría de Agricultura Familiar porque el objetivo no es sólo introducir la quinoa como alimento saludable sino que también tenga un valor cultural, para mejorar la calidad de vida de los pueblos originarios. "Estamos haciendo pruebas de desarrollo del cultivo en escuelas técnicas. Se está preparando el terreno para cuando sea la época de siembra", comentó. 

Dijo que esperan que una vez que obtengan la quinoa, puedan desarrollar productos elaborados. Por ello presentarán el proyecto en la reunión internacional del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) en Mendoza el año que viene para conseguir financiamiento internacional, a través también de la gestión y apoyo del Gobierno de la provincia.

 

Amanda Di Fabio, ingeniera agrónoma y una de las técnicas a cargo del proyecto, explicó que la quinoa es una especie muy valiosa desde el punto de vista nutricional y que tratan de armar un programa de producción local de estos granos, también llamados pseudocereales.

"Es importante producirlo porque realmente desde el punto de vista alimenticio es muy rico. La idea sería hacer un programa de desarrollo que esté avalado por el Gobierno para conseguir una línea de crédito", dijo.

Sobre el cultivo, explicó que no es una planta que se pueda tener en una maceta pero sí en un espacio de tierra en el jardín de la casa. "Realmente es una planta que encuentra condiciones óptimas para su desarrollo en Mendoza, es una especie nativa que se cultivó hasta que llegaron los españoles. Es momento de que recuperemos lo que era de nuestros ancestros y que tiene gran valor nutritivo", opinó la especialista.

La idea es que los pequeños productores puedan hacerlo e incluso que aprendan a formular sus harinas y elaborar recetas.

Di Fabio realizó un estudio para una agencia inglesa en el que informó todos los detalles sobre la producción de quinoa. Allí registró que por la gran variabilidad genética que posee se adapta a diferentes ambientes. Se cultiva en climas desérticos, calurosos y secos, fríos y secos, templados y lluviosos, en la Puna y en zonas cordilleranas en altura. La temperatura requerida oscila entre 15° y 20° y tolera valores extremos de 38° a -8°. Se desarrolla en zonas del altiplano con 40% de humedad. 
Resiste la falta de humedad en el suelo y hasta prospera en zonas con 200 a 250 milímetros anuales de precipitación.
Comentarios