Cornejo: “La agilización de la Corte tendrá que esperar”

Carta de opinión del Gobernador sobre la reforma judicial.

Cuando conformamos el Frente Cambia Mendoza, uno de los principales objetivos era (y es) mejorar la calidad de vida de los mendocinos. En ese contexto realizamos mi plataforma de gobierno, que luego fue presentada en actos y reuniones a todos los partidos integrantes del frente.

Una de las propuestas de esa plataforma era la reforma judicial, pilar fundamental en mi plan de gobierno, herramienta clave para la lucha contra la inseguridad.

Cuando el senador Juan Carlos Jaliff realizó el proyecto de reforma de la Corte, lo hizo en ese mismo sentido, el de aportarle a la sociedad un poder judicial más ágil, moderno, que modificara su estructura fija y vieja, para acercarla a la gente.

La reforma de la Corte no es algo menor y no puede tomarse a la ligera como muchos han hecho. En mi gobierno no ha habido hechos de corrupción, por lo tanto, no tengo ningún interés personal en agregar integrantes para "blindarme”, como han dicho. Por otro lado, la discusión por el número de jueces lo único que hace es simplificar un proyecto que es mucho más que eso.

Vale recordar que la cantidad de miembros de la Corte ya había sido aumentada en 1953. Pero el Partido Demócrata, en 1965, modificó varias secciones de la Constitución Provincial. Así es que cambiaron el art. 143, referido al número de integrantes de la Suprema Corte, al que le incorporaron la redacción: "que se compondrá de 7 miembros por lo menos…”.

Me resulta difícil de comprender cómo el espíritu reformista de un mismo partido puede cambiar de un momento de la historia a otro. Si en el Frente Cambia Mendoza hay partidos que no comulgan con estos conceptos, pues no escucharon nuestras propuestas desde un principio.

El proyecto de reforma de la Corte no será tratado ahora. Tendrá que esperar otro momento, en el que dirigentes y legisladores comprendan y estén consustanciados con el interés (y principal objetivo) de este gobierno: mejorar la calidad de vida de los mendocinos.
Comentarios