Obligan a OSEP a cubrir el tratamiento de cuatro chicos discapacitados

Los niños pertenecen a la misma familia. La Justicia determinó que la obra social deberá darles cobertura.

La Justicia obligó a OSEP a dar cobertura total a las necesidades de cuatro chicos con discapacidad, integrantes de la misma familia.

 

 

 

 

 

Sandra tiene tres hijos y un nieto a cargo, todos con algún tipo de discapacidad: su hijo Daniel tiene esquizofrenia paranoide dual, su hija Cynthia tiene X Frágil, su nieto Yair esta misma afección y autismo; y Matías, con una enfermedad rara llamada Síndrome de Prader Willi.

 

 

 

 

 

Esta mamá relata que su hijo Matías necesitaba tratamiento específico para su enfermedad y que su obra social, OSEP, ponía "muchísimas trabas" para cubrir las prestaciones necesarias, entre ellas, los traslados para recibir servicios de salud por parte de profesionales específicos en Buenos Aires. 

El abogado, de González Landa & Caloiro Abogados, se puso a disposición de esta mamá para ayudar en la búsqueda de una solución: presentó un recurso de amparo y mientras éste se hacía efectivo, la obra social aceptó homologar un convenio para impedir que Matías se quedara sin prestaciones médicas y continuara su tratamiento contra el Prader Willi.

No obstante, OSEP no cumplió con lo pautado por lo que la lucha se hizo aún más difícil. El chico comenzó su tratamiento en FLENI, luego en la Fundación Cormillot y al final en la Fundación Spine, todos en Buenos Aires. Para sostener estas prestaciones hubo que iniciar varios expedientes en la obra social y la familia hacer esfuerzos inconmensurables para poder trasladar a Matías ,ya que para este fin OSEP sólo le otorgaba $1.000.

La intervención del abogado Marcos González Landa permitió a la Justicia conocer el caso de esta madre con sus hijos.

El diagnóstico de Síndrome de Prader Willi de Matías está acompañado por múltiples comorbilidades asociadas a la obesidad mórbida, entre ellas, apneas severas con bradicardias y desaturaciones durante los periodos de sueño y requerimiento de bipap; y que los profesionales determinaron que era un paciente con alto riesgo de vida que, por la complejidad de su situación, necesitaba un abordaje interdisciplinario en centros especializados con tratamientos acordes y urgentes. 

Daniel, Cynthia y Yair también requerían acompañantes terapéuticos y esta semana la Justicia le ordenó a la OSEP pagar la totalidad de la cobertura de estos profesionales, así como los traslados de Matías a Buenos Aires, en donde recibe los cuidados especiales que requiere. Matías se atiende en los institutos SPINE y Cormillot; y se realiza estudios en el FLENI.

Comentarios