Estafa millonaria con el cuento del tío en Alvear

Estafadores se aprovecharon de dos mujeres mayores en dos hechos distintos. Si llevaron un botín de casi dos millones de pesos.

Dos mujeres mayores fueron víctimas de estafas telefónicas en Alvear. A una anciana de 91 años le quitaron todos los ahorros, unos $50.000, pero el botín más suculento lo consiguieron de una mujer de 67 años a la que le quitaron entre efectivo y joyas 100.000 dólares, que al cambio actual representan casi $1.930.000. De acuerdo a los datos aportados por las víctimas, presumen que al menos uno de los timadores es de Córdoba.

Las denuncias ingresaron casi en simultáneo a la Comisaría 14 de Alvear. La primera víctima de los estafadores fue la anciana. La mujer aseguró que recibió una llamada de una supuesta empleada de un banco que le aseguraba que había billetes que saldrían de circulación por lo que la entidad le haría el favor de pasar por su domicilio a retirarlos para concretar el cambio.


Así fue como minutos más tarde un joven de unos 25 años, 1.70 de estatura, con saco camisa y corbata, golpeó a su puerta y luego de una charla amena, le entregó el dinero. Para despistar, el estafador le solicitó el DNI y cuando la anciana fue a buscarlo, el desconocido desapareció.

El segundo caso fue calcado y los delincuentes tenían información muy certera. Primero conocían que la dama de 67 años tenía dólares, varias y costosas joyas y conocían el nombre de una sobrina que fue el que utilizaron para engañarla por teléfono y convencerla para que entregara todas sus pertenencias (el dinero porque saldría de circulación y el oro para ser certificado por el banco) al mismo joven bien vestido, de 25 años y con tonada cordobesa.

La mujer se dio cuenta de lo que había ocurrido cuando llamó por teléfono a su sobrina y ella le dijo que jamás se había puesto en contacto.

En este caso los estafadores se alzaron con 17.750 dólares y una importante cantidad de alhajas entre relojes, pulseras y anillos de oro de máxima calidad como otras con piedras preciosas. La víctima valuó todo lo sustraído en unos 100.000 dólares.
Comentarios