Así secuestraban menores en Colombia para prostituirlas

La red criminal las buscaba por las redes sociales y luego las esclavizaban y volvían adictas a las drogas.

Un operativo permitió la detención de 13 delincuentes que integraban una red de prostitución infantil en Colombia. El grupo engañaba niñas por Facebook, las secuestraban y llevaban a otra ciudad. Mientras eran violadas por extraños que pagaban a sus captores, también eran obligadas a consumir drogas.

Las menores, en su mayoría de barrios periféricos de Bogotá, eran persuadidas con ofertas de dinero para trasladarse a otras localidades, donde las esperaba un calvario. "La víctimas manifestaron que no les daban alimentación y no les pagaban el dinero que les habían prometido, y que además eran maltratadas física y psicológicamente", apuntó el general Julio César González, director de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional.

Las niñas, varias de ellas menores de 14 años, eran trasladadas con fines de explotación sexual en bares y centros nocturnos. Para asegurarse que no huyan, los criminales las sometían con drogas para volverlas adictas. "Las indujeron al consumo para que generaran dependencia. Así las llevaban a las zonas turísticas donde eran explotadas por una serie de adultos que pagaban dinero, el cual se quedaba en manos de los intermediarios, que eran los captadores de los menores, los dueños de los bares y los establecimientos nocturnos", explicó Mario Gómez, asesor del Despacho del Fiscal General de la Nación, en declaraciones a El Tiempo.

En los operativos se pudo rescatar a cuatro niñas de esta red y se identificó a otras 10 que, se sospecha, habrían padecido el mismo tratamiento. Además, se capturó a 13 personas, acusadas de cometer los delitos de trata de personas por captar, trasladar y acoger personas con fines de explotación sexual, concierto para delinquir, tráfico de estupefacientes y acceso carnal abusivo con menor de 14 años, según detalló el general González.

Entre los detenidos se encontraba Éver Dario Méndez, quien fue candidato a la Alcaldía de Cunday y que actualmente es un contratista y asesor de la Alcaldía de Soacha, de acuerdo con la información que le proporcionó la Policía a El Tiempo.

Expertas consultadas por el periódico bogotano señalaron que las víctimas provienen de las zonas más humildes de la capital, donde incluso en algunas familias se permite la explotación de las hijas por necesidad económica. Además, explicaron que suelen ser abordadas a través de personas de confianza y atraídas con regalos de valor, como un celular, al que pocos tienen acceso.
Comentarios