Las mexicanas aún piden permiso a sus parejas para trabajar y salir

Una encuesta universitaria reveló que la mayoría de las personas cree que “si una mujer estudia se vuelve más rebelde”.

Las mujeres mexicanas todavía piden permiso para trabajar, salir solas y de noche, según la encuesta "Géneros asimétricos. Representaciones y percepciones del imaginario colectivo. Encuesta Nacional de Género", realizada por investigadores universitarios.

Ante la pregunta: "Regularmente, ¿usted pide permiso a su pareja para salir sola(o) de día?" De las 353 mujeres encuestadas, 40,7% dijeron que sí, 21,8% dijeron depende, y 37,3% dijeron que no. Por su parte, de los 284 hombres encuestados, 20,8% dijeron que sí, 22,7% dijeron que depende y 55,5% dijeron que no.

En número globales, 23 por ciento de las personas consultadas dijo que las mexicanas aún piden permiso para trabajar.

Ademas, del total de los encuestados, 52% coincidió con la frase "si una mujer estudia, se vuelve más rebelde".

La encuesta estuvo a cargo de las académicas Patricia Galeana, directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México y Patricia Vargas, de la Universidad de Guadalajara, en colaboración con el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.
El cuestionario se integró con 14 variables de opinión como "Ser hombre y ser mujer", "Estereotipos de género", "Masculinidad y emociones", "Maternidad y paternidad", "Derechos políticos" y "Percepción del feminismo y sus efectos", entre otros.

En el rubro "Relaciones y violencia", 88,1% piensa que la violencia es parte de la vida familiar y 30% considera que los golpes a los niños sirven "para corregirlos". Otro 6,4% piensa que pegarle a una mujer se justifica "cuando ella te pega" y 4,7% "cuando es necesario corregirla".

Aunque la mayoría de los encuestados está de acuerdo con la creciente incursión de las mujeres en áreas antes dominadas por los hombres –por ejemplo, en el trabajo o en la educación superior–, aún existe la percepción de que la vida es más difícil para las mujeres (33.1%) que para los hombres (9.7%).


En "Estado civil y la organización de parejas y familias", más hombres (33,6 por ciento) que mujeres (31,4 por ciento) apuntaron a la maternidad como sustantiva en la "realización" del género femenino.

Aunque los varones se involucran más en labores domésticas, se inclinan por actividades que exijan menos tiempo, como sacar la basura (41,9 por ciento), hacer las camas (41,2 por ciento), atender mascotas (36,6 por ciento) y llevar a cabo reparaciones (19,5 por ciento).
Comentarios