Muerte en parapente: el piloto no estaba habilitado

El piloto Ariel Salazar, que guíaba el parapente del que cayó Natalia Vargas, no está en la lista de instructores habilitados para vuelos biplaza, confirmó hoy el titular de la Federación Argentina de Vuelo Libre (FAVL), Pablo Jaraba, quien se presentará mañana ante la fiscal que investiga la causa por la muerte de la joven médica tucumana.

Salazar "nunca figuró en nuestros registros" de la entidad como instructor habilitado, explicó Jaraba al ser consultado por Télam.

"Se lo comuniqué (telefónicamente) a la fiscal Carmen Reuter. Mañana vamos a hacer un aporte testimonial de nuestro informe y explicaremos cómo es nuestro procedimiento", apuntó.

Esa declaración le servirá a Reuter para oficializar que Salazar no figura en los registros del organismo nacional .

La funcionaria del fuero penal tucumano citó al presidente de la entidad que registra a los instructores para que testifique de forma personal y así evitar que ese tema sea un elemento de demora en la instrucción de la causa.

Jaraba confirmó algo que se venía mencionando en las últimas horas, cuando se filtró un comunicado interno de la FAVL donde se precisó que Salazar no cuenta con licencia para vuelos biplaza, es decir, para volar con pasajero.

Al dar un ejemplo de la situación, indicó que "es como tener una licencia de conductor, que no lo habilita para trabajar como taxista ya que para eso se necesita una licencia especial".

Salazar fue el piloto que realizó el vuelo junto con Natalia el viernes 29 de diciembre último, cuando la joven médica, de 28 años, murió al caer desde más de 120 metros luego de despegar el parapente desde la pista de Loma Bola, en el cerro San Javier.

El caso fue tomado en la entidad "con mucho dolor, sobre todo por la familia", aunque "este suceso ocurrió fuera de un marco de lo que es nuestra formalidad, ya que nos dedicamos al ámbito deportivo", manifestó Jaraba.

"Venimos trabajando arduamente en la capacitación y formación de nuestros pilotos para que se profesionalicen cada vez más en la actividad deportiva y tengamos un deporte más seguro", afirmó.

El dirigente explicó que "el deporte es seguro, lo que pasa es que si se transgreden las normas es muy difícil controlar y regular. Contamos con un amplio territorio a cubrir y no tenemos el apoyo necesario", señaló.

Jaraba adelantó que aprovechará su viaje para presentar documentación en el Ministerio de Seguridad de Tucumán, a fin de lograr que se levante la prohibición de la práctica de parapente en la provincia dispuesta a raíz del accidente que le costó la vida a Vargas.

La Federación promueve "una práctica bajo lineamientos, normativas y reglamentos que se establecen", aunque "hacerlos cumplir cuesta mucho trabajo", admitió.

Según se supo en las últimas horas, en Tucumán son siete los pilotos que cuentan con licencias biplaza, es decir, que están en condiciones de ofrecer vuelos comerciales: Sergio Bujazha, Federico Carona, Carlos Fara, Mercedes Gijón, Víctor Lebon, Mario Sueldo y Eduardo Deheza. 
Comentarios