La trampa detrás del aumento que tendrán los jubilados de la mínima en enero

Poco más de un millón de jubilados cobrarán un aumento por la aplicación del 82% móvil, pero el incremento esconde una 'letra chica'.

Este enero, cerca de 1,3 millón de jubilados cobrarán un aumento de alrededor de 500 pesos en sus haberes, producto de la polémica reforma previsional aprobada en el Congreso en otro diciembre caliente. Sin embargo, lo que parece una buena noticia también viene con letra chica.

Esto es así porque la norma garantizaba el 82% móvil, pero solo del salario mínimo, vital y móvil y para aquellos miembros de la clase pasiva que tengan al menos 30 años de aportes. Como el SMVM ascendió este mes a 9.500 pesos, el 82% de ese monto es 7.790, más que los 7.246 que cobraban hasta ahora.

Esto implica un incremento para el primer mes de 7,5%, un alivio que llega cuando la inflación se aceleró producto del aumento en servicios públicos, el impacto por la suba del dólar y a la espera de que llegue el primer tramo del aumento del transporte público.

Pero este aumento no se sumará al que deberán recibir todos los jubilados a partir de marzo, cuando se aplique por primera vez la nueva fórmula de movilidad en base a la inflación y al índice de salarios. En cambio, es un incremento a cuenta del mismo, que se estima que será de alrededor del 5,7%. Sí cobrarán el bono compensatorio de 750 pesos, pero ese será un monto único que no se repetirá ni en abril ni en mayo.

Esto significa que quienes reciban un incremento este mes, no volverán a ver incrementados sus haberes hasta junio, cuando se aplique el segundo de los aumentos trimestrales y coincida, esta vez, con el nuevo aumento del salario mínimo, que llegará a 10 mil. Esto último llevará a la jubilación mínima a 8.200 pesos, unos $410 más. En el primer semestre, la jubilación mínima (y solo esta) para quienes hayan tenido 30 años de aportes habrá aumentado un 13,16%.

La reforma previsional se hizo con la intención de ajustar sobre las arcas de la ANSES(los jubilados) el peso del acuerdo entre los gobernadores provinciales y la Casa Rosada que permitió transferirle cerca de 65 mil millones de pesos a la provincia de Buenos Aires de cara al 2019. Se estima un ajuste sobre los jubilados de $100 mil millones.
Comentarios