El Gobierno dejó afuera al Sute de la discusión del bono

En la primera reunión paritaria, el Ejecutivo ofreció el 14% en tres tramos. El pago del plus quedó supeditado al arreglo al que lleguen los demás sindicatos. El gremio asegura que , en caso de decreto, no comenzarán las clases.

En la primera reunión paritaria para definir los salarios en 2018 entre el Gobierno y el Sute, el Ejecutivo les hizo la misma oferta que al resto de los sindicatos: un incremento salarial del 14% en tres tramos y un bono de recomposición salarial. Sin embargo, el pago de este plus quedará supeditado al arreglo al que lleguen los demás sindicatos estatales. Ante esto, el gremio docente rechazó la propuesta, exigió ser parte de la discusión del bono y aseguró que "si hay decreto, no van a comenzar las clases".

La relación entre el gremio de los trabajadores de la educación y el Ejecutivo ya venía con la tensión alta luego de las últimas reuniones en la Subsecretaría de Trabajo. El titular del Sute, Sebastián Henríquez, señaló que la propuesta que hizo el Gobierno es "absurda" y que lo mínimo que exigen es que los salarios de los docentes y celadores se equiparen a la canasta básica.

 

 

 

 

Además, el gremialista se quejó de la fecha en la que convocaron a paritarias: "Es el último mes de clases, esto nos complica para bajar las propuestas a las bases", agregó.

Pero el punto que hizo estallar al Sute fue el hecho de quedar "afuera" de la discusión del monto del bono que el Gobierno plantea darle a todos los estatales - incluidos docentes y celadores-  en forma de "compensación" del desfasaje de la inflación registrada a la fecha y el aumento del 17% otorgado este año.

Esto, porque a principios de este año, el gremio -con la conducción de la lista Celeste, en ese momento- no aceptó la oferta salarial y recibió el aumento por decreto y sólo van a negociar con aquellos sindicatos estatales que sí acordaron en esa instancia.

"Nos enteramos que el Gobierno no va a discutir con nosotros recomposición salarial y que vamos a recibir lo que arreglen con los gremios con los que acordaron este año", indicó Henríquez.

El Gobierno dice que el monto del bono "puede ser superior"

La oferta que el Ejecutivo hizo a los gremios estatales en la primera reunión paritaria fue casi calcada: el 14% de incremento ( 5% en febrero, 5% en junio y 4% en octubre) y un bono de $5.000. Hasta hace unos días, el paritario del Gobierno y subsecretario de Gestión Pública y Modernización, Ulpiano Suárez, aseguraba que los montos que se habían propuesto eran los "razonables" y que no habría propuesta superadora.

 

 

 

 

Sin embargo, este martes tras la jornada paritaria con el Sute, el funcionario dejó abierta la posibilidad de aumentar el bono: "Puede ser superior a los 5 mil pesos, lo estamos estudiando", indicó.

Por otro lado, Suárez no descartó un aumento por decreto y manifestó que "está dentro de las posibilidades".

El paritario adelantó que pretenden acercar posiciones en las comisiones técnicas y reiteró que la cantidad de "encuentros paritarios" no cambiará la posición que tiene el Gobierno y los sindicatos.

"Si hay decreto, no comienzan las clases"

En caso de que no haya acuerdo entre el Sute y el Ejecutivo, el gobernador podría firmar el decreto con el incremento salarial para el próximo año. Ante esto, Henríquez fue tajante y aseguró que "no comenzarán las clases" en 2018.

"La actitud del Gobierno de querer cerrar paritarias en diciembre, nos hace pensar que no tienen actitud conciliadora", agregó. Precisamente, Suárez ya había indicado que el objetivo del Gobierno provincial es cerrar las paritarias antes de Navidad, tal como señaló hace una semana a El Sol

Además, Henríquez manifestó que el próximo año los estatales"deberán unirse" y luchar por la reapertura de paritarias.

Los celadores sí quieren el bono

Este lunes los representantes del gremio de celadores tuvieron una reunión con el ministro de Gobierno, Dalmiro Garay. En ese encuentro, los trabajadores le dejaron en claro al funcionario que no se sienten representados por la conducción del Sute y que ellos "acepatrán el bono de 5 mil pesos pero no así el incremento del 14%".

El titular del gremio, Migue Sosa, explicó que el encuentro fue "cordial" y que pudieron expresarle las necesidades del sector al funcionario. El problema es que los celadores sólo tienen representación en la mesa de negociación de paritarias a través del SUTE.

Sosa, además, adelantó que el bono "les viene muy bien" porque supera ampliamente el aguinaldo y es una buena forma de recomponer el salario del año pasado.

Sin embargo, el incremento del 14% en 3 veces les parece sumamente "insuficiente".

Comentarios