Interna en Cambiemos por la AMIA: Carrió cruzó a Garavano

La legisladora cuestionó al ministro de Justicia porque el Gobierno decidió dejar caer la acusación contra los ex fiscales Müllen y Barbaccia por encubrimiento.

La diputada Elisa Carrió cuestionó hoy al ministro de Justicia, Germán Garavano, por la decisión de dejar caer la acusación por encubrimiento contra los ex fiscales de la causa AMIA, Eamon Müllen y José Barbaccia y le pidió a Mariana Stillman, abogada de su confianza, que renuncie a la Unidad AMIA.

"No formamos parte ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno", sostuvo la Coalicón Cívica-ARI a través de un comunicado que se difundió esta tarde en las 
redes sociales.

"La doctora Mariana Stilman presentó hoy su renuncia a la Unidad AMIA en acuerdo con la líder de la Coalición Cívica ARI, Elisa Carrió y las autoridades partidarias. La nota fue presentada esta tarde ante el ministro de Justicia, Germán Garavano", dijeron desde la Coalición Cívica a través de un texto.

"La decisión se tomó después de que Garavano interviniera en el trabajo de la querella del Estado en la causa de encubrimiento del atentado a la AMIA", explican en el documento difundido a través de las redes sociales.

El año pasado, la abogada de confianza de Carrió ya había renunciado a la representación de la querella "debido a las reiteradas intromisiones en su trabajo por parte de otro abogado que respondía a órdenes del ministro y sus asesores", recordaron fuentes partidarias a Télam, no sin antes destacar que en aquella oportunidad la carta de renuncia de Stillman, en la que había fuertes declaraciones, también se hizo pública.

Sin embargo, la abogada continuó trabajando dentro de la Unidad AMIA por pedido de la propia Carrió y el titular de la unidad AMIA, Mario Cimadevilla, ante el compromiso del ex senador radical de que no volvería a producirse otra intromisión en el trabajo de los letrados.

"Por su parte, es importante recordar que el ministro había reconocido mediante una resolución que el único responsable de la querella era el titular de la Unidad", sostienen desde la Coalición en el extenso comunicado.

"Sin embargo, casi un año después, un día antes de que el nuevo apoderado se presentara en la audiencia para alegar, de acuerdo a las instrucciones dadas por el doctor Cimadevilla, conforme al requerimiento de elevación a juicio de la propia querella y en consonancia con la acusación que había realizado la Unidad AMIA en diciembre, el Ministro de Justicia dispuso que se revocara el poder del nuevo apoderado y que se presentara a alegar en el juicio el abogado Jose Console, integrante del Tribunal de Disciplina del Club Atlético Boca Juniors, quien había sido designado también para trabajar en la querella, pero no tenía poder para representar a la Unidad AMIA".

"La acusación que leyó el abogado Console en la audiencia del pasado jueves 1° de febrero, solicita la absolución total de los ex fiscales Eamon Müllen y José Barbaccia, de todos los delitos por los que fueran acusados y los hechos atribuidos.

De esta forma, se los exime de toda la responsabilidad por las graves irregularidades cometidas durante el trámite de la causa por el atentado a la AMIA. Esto se ve agravado debido a los numerosos rumores acerca de los vínculos de amistad entre los ex fiscales y los integrantes del ministerio de Garavano", denuncia la Coalición Cívica.

"Por el contrario, el proyecto de acusación que había sido elevado a Cimadevilla y al propio ministro, y que iba a ser leído por el apoderado Ventos, fundaba la acusación de ambos ex fiscales en numerosas pruebas que los implicaban en casi todas las acusaciones," detallan desde la Alianza que comanda Carrió.

"Ni Elisa Carrió ni la CC ARI están dispuestos a manipular una acusación en una causa judicial y por ninguna razón avalan los condicionamientos y presiones que han recibido los letrados designados como representantes de la querella del Estado en la causa por encubrimiento del atentado de la AMIA".

"El Ministro debe dar explicaciones sobre su intempestiva decisión. Elisa Carrió ya le había manifestado al ministro, el año pasado, que si se afectaba la línea acusatoria, se estaría encubriendo. Presentó, también, un escrito ante la Oficina Anticorrupción (OA) en la que relató lo sucedido el año pasado y advirtió que se reservaba la potestad de efectuar acciones ante eventuales excesos de poder," remarcan en el penúltimo párrafo.

"Cabe aclarar que Elisa Carrió no habla con el ministro Garavano desde entonces", cierra el documento.
Comentarios